Seguramente has escuchado hablar sobre el pole dance. Esta disciplina de baile es una manera divertida de trabajar tu fuerza, disciplina y salud física y emocional.  Además de todo esto, tiene un montón de beneficios que no te puedes perder.

El pole dance es un estilo de baile que normalmente se relaciona mucho con el mundo de la noche, pero cada vez se está deshaciendo más este mito y, actualmente, se ha convertido en un ejercicio muy extendido como sustitutivo de rutinas de ejercicio más tradicionales.  

Características del Pole Dance

La principal característica de este baile es la barra vertical fija sobre la que el bailarín o bailarina realiza sus movimientos.

Su origen se remonta a hace 250 años atrás con el nombre Mallakhamb. Esta disciplina era una variante del yoga que se practicaba en un tubo de madera, principalmente en la India. Más cerca de nuestro tiempo, en los años 80, aparece el Palo Chino. Este ejercicio consistía en escalar un tubo de acero y deslizarse hacia abajo sosteniendo posturas acrobáticas.

Beneficios

Ganarás fuerza: A medida que avances en tus entrenamientos de pole dance verás como ganas fuerza de manera homogénea en todo el cuerpo. La utilización de los brazos para levantarte, la contracción abdominal, la fuerza de la espalda para aguantar posturas… un ejercicio completo y divertido que te fortalecerá de manera progresiva.   

Pole Dance

Tonificarás tu cuerpo: El Pole Dance es un ejercicio ideal para ganar masa muscular sin ganar mucho volumen. Uno de los grandes beneficios de este ejercicio es que trabajas con tu propio peso. Gracias a esta rutina, conseguirás una forma esculpida pero nunca tendrás un volumen exagerado.

Ganarás flexibilidad: Este ejercicio requiere acrobacia. Conforme vayas avanzando en tu entrenamiento necesitarás realizar giros, arcos y aperturas de piernas cuál gimnasta. Estas figuras complejas te obligarán a ganar flexibilidad.

Mejora tu coordinación: Para poder realizar los movimientos de danza aérea, baile, yoga y gimnasia en la barra necesitarás aprender a coordinar tus manos acordes con el movimiento del resto del cuerpo.

Aumenta tu concentración: El Pole Dance es un ejercicio que requiere concentración. Su naturaleza acrobática, necesita estar en todo momento con la mente puesta en tus movimientos lo que hará mejorar tu capacidad de concentración.

El Pole Dance además es un ejercicio apto para todo el mundo en el que conseguirás resultados de manera amena, divertida y motivadora. Un ejercicio genial si tienes ganas de conseguir un montón de beneficios mientras te diviertes al ritmo de la música.

¡Únete a la família SDS!

Rellena el siguiente formulario y te mandaremos toda la documentación necesaria para la inscripción.